Atrás

Empatía terapéutica y el proceso de aceptarse a sí mismo

En la entrada anterior vimos la importancia de reconocer que mi vulnerabilidad es mi mayor fortaleza. De cuán necesario es darnos el permiso de ser vulnerables. Amar aunque no haya garantías. Entregar sin esperar recibir. Sembrar sin saber si recogeremos la cosecha. Ejercer la gratitud y la dicha. Sabernos suficientes. Sin embargo, en muchas personas esta certeza y confianza se ha perdido. Veremos en esta entrada cómo a través de la empatía terapéutica y el proceso de aceptarse a sí mismo podemos recuperar esa sensación de confianza, pertenencia y valoración de sí mismo.

Eres suficientemente bueno y digno de amor, simplemente necesitas recordarlo.

¿Cuándo buscar ayuda profesional?

El primer paso es reconocer que necesitamos ayuda, qué solos no hemos podido recuperar o lograr por primera vez en nuestra vida, un estado de conexión con el mundo, con los otros y en especial con nosotros mismos.

Las manifestaciones de este estado de desconexión son múltiples: sientes que te falta control de tu vida y circunstancias, crees que no tienes las fuerzas ni las herramientas para afrontar situaciones cotidianas y te sientes al límite, expresas de manera descontrolada tus emociones y sentimientos, esto es llanto sin control, ira, irritabilidad, celos; sientes una invasión de pensamientos negativos, crees que no hay salidas y que lo mejor es que tu vida se acabe, piensas que todo el mundo es tu enemigo, que no puedes confiar en nadie, tienes dificultades para dormir, descansar, comer correctamente…. y la lista puede continuar.

Ahora bien, es suficiente con tener uno de estos comportamientos o sensaciones para buscar ayuda profesional. No es necesario, ni recomendable, esperar a estar al límite, cuanto antes actúes más probabilidades tendrás de salir pronto de esa situación que te agobia.

solo

¿Para qué ir a psicoterapia?

En primer lugar quiero aclarar que estoy hablando desde mi enfoque de intervención, la psicoterapia gestalt. Uno de nuestros objetivos como terapeutas es crear, en la persona que consulta, una experiencia ininterrumpida de conexión y contacto consigo mismo y con el mundo. El sentido de sí mismo de quien consulta y el sentido que desarrolla sobre la relación con el terapeuta son vitales para el proceso de integración y plenitud, especialmente cuando han existido experiencias que han fragmentado la imagen de sí mismo en la vida del consultante o cuando han sido rechazados y negados ciertos aspectos de sí mismo, debido a la acumulación de fracasos en las relaciones.

En palabras simples ¿esto qué significa? Si te sientes una persona rechazada, aislada, vacía, insegura, que rechazas aspectos de tu forma de ser, que no sabes lo que sientes ni por qué lo sientes y percibes que el mundo está en tu contra; mi papel es hacer que experimentes una relación de contacto emocional, cercanía, seguridad y aceptación donde puedas obtener estabilización, validación y reparación de las partes de tí mismo que puedan haberse afectado en las diversas relaciones tóxicas o insatisfactorias que hayas tenido, empezando por tu relación de pequeño con tus padres hasta las relaciones que has establecido como adulto.

Así es como el sentirse aceptado y valorado es el primer paso para que retomes el camino hacia la aceptación de tí mismo. Veíamos en la entrada anterior como quienes se saben dignos de amor no temen a su vulnerabilidad y viven de manera más plena.

¿Qué puedo hacer por tí?

El espacio terapéutico, es decir cada uno de nuestros encuentros, se dan en un espacio cálido, seguro, de intimidad donde puedes ensayar modos de ser más auténticos y conectados con tus necesidades más profundas sin sentirte juzgado, amenazado, vigilado; todo lo contrario, podrás saber que se siente al ser aceptado de manera incondicional.

Si no te han aceptado a lo largo de tu vida, no te aceptas. Si no has obtenido la correcta satisfacción de tus necesidades, no sabrás como satisfacerlas por ti mismo. En terapia retomamos el proceso de sentirte aceptado por otro, en este caso el terapeuta, para que puedas aprender a aceptarte y valorarte a tí mismo.

En mi consulta sentirás que te acepto tal cual eres. Los terapeutas comprometidos con las personas que los consultan nunca condenamos, despreciamos o rechazamos alguna parte de tu conducta y menos cuando son esas conductas que tú mismo rechazas las que te traen a consulta. Juntos buscamos maneras más satisfactorias y saludables de establecer relaciones y satisfacer tus necesidades. En diversas ocasiones he escuchado la misma expresión en mi consulta: me daba vergüenza hablar de esto pero veo que no me juzgas, que me comprendes y que lo puedo compartir y eso me alivia.

Nuestra relación empieza por hacer que te sientas aceptado y te acepto porque te comprendo, se que no has tenido o crees no haber tenido otra opción, no conoces otro mecanismo para salir del estado o la situación en la que estás y crees que no hay salida. Sin embargo, yo veo tu potencial, tus posibilidades y de manera inconsciente has venido a mi consulta para tu mismo verlas a través de mi.

Cuando vienes a mi consulta te miro de manera empática, te valoro como un ser humano integral y total, no sólo como alguien que tiene una adicción, ansiedad, depresión o es violento. Así mismo, ya que cada persona es única, la intervención que realizo contigo la diseño para tí, la construyo adaptándome a tu entorno, tus creencias y tus intereses para que sea respetuosa, significativa y efectiva, porque como dice Brené Brown ninguna respuesta que puedas dar mejorará la situación, lo único que mejora la situación es la conexión.

Para cerrar esta serie de entradas acerca de la empatía y su importancia en el afrontamiento de situaciones de alto impacto emocional, los invito a ver este pequeño corto que explica de manera sencilla y clara lo que es la empatía.

En la siguiente entrada veremos la cuarta condición que favorece la aparición de enfermedades graves de acuerdo a los descubrimientos del doctor Hamer.

Escribe abajo en los comentarios, estamos para resolver tus dudas.

Puedes suscribirte al blog y recibir en tu correo electrónico las actualizaciones.

Y si te ha gustado este post y crees que puede servir a alguien más no dudes en compartirlo.

 

psicologa en vigo, marcela gallego lopera

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También podrían interesarte

Comparte

Las imágenes contenidas en este sitio se usan bajo licencia Creative Commons www.bancodefotos.com, al igual que nuestros artículos que podrás compartir y citar.

© Anamaya | Psicología para la Acción | Vigo, España | 2017

“De acuerdo a la legislación vigente, el contenido de la presente página web no sustituirá la apropiada asistencia médica, legal, financiera o psicológica. Así pues aceptas que el contenido del mismo estará sujeto a tu propia interpretación y uso”.

Diseño web (-:emótica)logos identidad visual empaques brochures catalogos grafico portales tiendas electronicas intranets sitios paginas