Atrás

No sé quién soy

 

No sé quién soy es una expresión que escucho con frecuencia en consulta. Puedes llegar un día y sentirte perdido y desorientado porque no sabes ni lo que quieres, ni lo que te gusta ni para que haces lo que haces. Tener una imagen de sí mismo clara y sólida ayuda a navegar por esas aguas turbulentas que puede llegar a ser a veces la existencia. Para tener una imagen más clara es necesario conocer la fuente de esa imagen.

Todos estos elementos los ha investigado ampliamente el psicoanálisis a través de la terapia transgeneracional y posteriormente con la psicogenealogía. Hoy te invito a reflexionar acerca de la imagen que tienes que de tí mismo y te propongo algunos ejercicios que te pueden ayudar a fortalecer esa imagen personal.

 

Construyes tu imagen a partir de lo que te han contado

Si difícilmente tienes memorias de sucesos anteriores a los 3 años ¿Eres consciente que en ocasiones cuentas historias de tu infancia que ni sabes si realmente sucedieron? Escucho a la gente contar historias de cuando eran bebés, de las monerías que hacían, de lo listos, dormilones o llorones que eran. Y cuentan las historias como si de verdad la hubiesen vivido.

¿Esto que quiere decir? Realmente no sabes si eras muy llorón o si lo que sucedía era que tu madre/ padre o quien hacía de cuidador no estaba suficientemente disponible para tí y tenías que llorar para pedir su atención. Recuerda que la historia oficial la cuenta quien tiene el poder y en este caso el poder es la posibilidad de nombrar lo que sucedía. Así que ese bebé llorón nunca puede contar su versión de la historia y hablar de lo que realmente generaba su angustia.

¿Y esto que importancia tiene? me podrías preguntar. Tiene una importancia enorme, porque tú has construido tu imagen a partir, en parte, de lo que te han dicho las figuras criterio que eres. ¿Qué es una figura criterio? Es aquella a la que un niño admira, ama, con quien se siente protegido o de quien depende. El padre, la madre, un cuidador o cuidadora, los abuelos y todos las persona significativas de su vida.

Si no hay ningún recuerdo (propio) de la infancia es porque no hubo compañía ni empatía ni comprensión ni cariño ni disponibilidad por parte de ningún adulto cercano. Si el niño pequeño no recibe ayuda, sostén, amor, compañía, cercanía, caricias, comprensión y mirada compasiva, no lo puede obtener por si sólo. Eso se llama desamparo durante la infancia. Laura Gutman

 

Te has creído la historia que te contaron

Cuando eres niño quieres complacer, agradar a esa figura criterio para seguir recibiendo su amor. Y si esa figura criterio dice constantemente que eres un llorón, en honor al amor y admiración que sientes no tienes otra opción que darle la razón y en lugar de hacer lo que necesitas para resolver una situación con otro niño que haces? Llorar, porque eres un llorón. Lo mismo si escuchas que dice que eres terrible, rebelde, inteligente, atento. Y así hasta construir la imagen que tienes en la actualidad.

Entonces, lo grave no es la historia que te contaron, lo grave es que te has creído esa historia.

 

No sé quién soy

 

Te asignaron un traje, un rol

Al nacer lo haces en un momento y entorno particular. Eres el primogénito? Si no es así tus padres no son los mismos padres de tus hermanos mayores. Tienen algunos años más que cuando nacieron sus primeros hijos. Tienen experiencia acumulada. Le dan menos importancia a ciertas cosas. Y más allá de ello, tu nacimiento sucede en un momento temporal particular. Tu madre podría estar trabajando o desempleada. Era una época de abundancia para la familia o por el contrario de precariedad económica. Recientemente había fallecido un ser querido en la familia?

Todas estas particularidades son esenciales porque a partir de allí se te asigna un rol dentro de la familia. Por ejemplo, si tus padres estaban a punto de separarse y tu nacimiento tiene el propósito de “arreglar su matrimonio” tu rol es el de armonizar su relación. He visto en consulta personas con 40 años que no se van de casa de sus padres “porque de mi depende que sigan juntos”. Y como este cientos de ejemplos.

 

¿Con mi rol a quién pretendía ayudar?

Con tu rol dentro de la familia siempre has tenido el propósito de ayudar. Incluso denominada oveja negra de la familia pretende ayudar al clan ¿Cómo puede ser? Te invito a leer La oveja negra de tu familia, ni te imaginas lo que descubrirás.

Ahora bien, cuando no puedes seguir tus sueños, tus anhelos, tus propios proyectos porque sientes que no está bien, que no es correcto, que no es lo que se espera, es probable que temas defraudar a alguien ¿Si no cumples tu rol a quien defraudas?

 

No sé quién soy

 

¿Mantienes actualmente dicho rol?

Este es el momento para tomar consciencia y liberarte de ese rol que te atrapa, de esa lealtad familiar patológica que te impide avanzar. Si no sabes como hacerlo yo puedo ayudarte.

Si queremos ser felices, nuestro árbol quiere que suframos.

Si queremos ser artistas, nuestro árbol nos está prohibiendo la creatividad

Si queremos amar, nuestro árbol nos limita las emociones.

Si queremos ser libres, nuestro árbol nos quiere esclavos.

Así hasta el infinito…

A. Jodorowsky

¿Has probado con alguna de éstas estrategias? Gracias por compartirnos tus propias experiencias.

Te ha gustado esta entrada?  Si esta información te ha sido útil por favor compártela o deja un comentario, es la mejor manera de que pueda llegar a más personas y que otros puedan beneficiarse.

Puedes suscribirte al blog y recibir en tu correo electrónico las actualizaciones.

 

psicologa en vigo, marcela gallego lopera

2 Comentarios

  1. Muchas gracias Marcela. Esta ha sido una lectura muy amena y una invitación a repensarme en mis actuales roles, porque pienso que esto que describes que pasa en las familias también sucede en nuestros trabajos y demás espacios donde compartimos un tiempo significativo de nuestra vida, y más aún donde tenemos una figura criterio. Nuevamente me ayudas a repensarme y reconstruirme fortaleciendo mi interior, y buscando dentro de mi todas las respuestas.
    Un gran abrazo !!!

    Responder
    • Así es Sofía, el trabajo se convierte en una familia y las dinámicas y roles que tenemos en nuestra familia pueden repetirse en el trabajo.
      Como bien dices solo observándose y haciendose cargo de lo que pasa dentro de tí misma puedes transformar tu vida. Gracias por leerme.

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También podrían interesarte

Comparte

Las imágenes contenidas en este sitio se usan bajo licencia Creative Commons www.bancodefotos.com, al igual que nuestros artículos que podrás compartir y citar.

© Anamaya | Psicología para la Acción | Vigo, España | 2017

“De acuerdo a la legislación vigente, el contenido de la presente página web no sustituirá la apropiada asistencia médica, legal, financiera o psicológica. Así pues aceptas que el contenido del mismo estará sujeto a tu propia interpretación y uso”.

Diseño web (-:emótica)logos identidad visual empaques brochures catalogos grafico portales tiendas electronicas intranets sitios paginas