Atrás

Pensamientos tóxicos que te están destruyendo

Existen una serie de pensamientos que son altamente tóxicos y que al estar presentes en casi todas las personas has terminado por creer que son normales. Hoy podrás descubrir cuáles son, identificar que tan presentes están en tí y tomar consciencia del daño que te causan.

.

Tus creencias te crean

No son las circunstancias que tienes que experimentar las que hacen que seas como eres. Son tus creencias acerca de las personas y las cosas las que determinan lo que esas circunstancias pueden significar. Por ejemplo, para una persona que cree que es un empleado del montón, perder su trabajo es una tragedia porque cree que tendrá muchas dificultades para encontrar otro empleo. Para una persona que se sabe muy bueno en lo que hace, se tiene confianza; perder el empleo es una situación que le puede abrir otras posibilidades. Y es así como asume ese reto, como una posibilidad y no como una tragedia. ¿Cuál es la diferencia? Lo que cree acerca de sí mismo. Te invito a leer la entrada Aprende de quienes superan sus retos.

Es probable que te hayan repetido tantas veces las mismas cosas que has terminado por repetirlas tú mismo y acabaron por ser tus más firmes creencias. Frases como: Nunca fuiste muy bueno en el cole entonces no vas a lograr mucho. Siempre has sido tan perezoso. Eres un desastre. Eres tonto. No quieras ser como los listos. Tu no eres de los que te tocan cosas buenas, etc.

Ahora bien, como probablemente sabes, no es suficiente creer en algo para que ese algo se haga realidad o se manifieste en tu vida. La emoción que acompaña estas creencias es el combustible que permite que la máquina de la creación de tu realidad funcione tan eficientemente. Esa es la gran importancia de atender, reconocer y sacar de las sombra todas tus emociones.

Te invito hoy a reflexionar acerca de algunas de estas creencias y a darte cuenta que tan profundamente las experimentas en tu día a día.

.

1. Yo debería

Cuántas veces durante el día dices: debería. Debería comer mejor. Debería hacer ejercicio. Debería llamar a… Debería visitar a … Debería ser buen/a hijo/a. Debería cuidarme. Debería trabajar más. Debería ganar más dinero. Debería salir menos. Incluso, debería divertirme más. En psicoterapia Gestalt trabajamos sobre la tiranía de los debería. Si te das cuenta cada debería responde a una imagen, una idea que tienes de tí mismo. Probablemente esa idea no corresponde a tu deseo sino a lo que has aprendido de otros (introyectos), te han dicho que sería bueno para tí ser o hacer determinada cosa.

Te propongo este ejercicio:  Haz un listado de 20 deberías.

Una vez lo haz realizado vuelve a escribir el listado cambiando Debería por No quiero.

Ahora lee en voz alta las frases de tu listado que empiezan por No quiero. Observa tus sensaciones. Observa tu cuerpo, tu voz, tus emociones al declarar en voz alta cada No quiero.

Habrá algunas de esas expresiones con No quiero con las que estás completamente de acuerdo. Simplemente toma la decisión de dejar de hacerlo, abandona tus altas expectativas al respecto y asume las consecuencias. Te darás cuenta de la libertad que aporta. Si no quieres hacer ejercicio, no lo hagas y asume las consecuencias.

Con aquellas frases que empiezan con No quiero con las que no estés de acuerdo o que sientas que aún no estás preparado para dejar de hacerlas, repítelas como afirmaciones cada que te enfrentes a la situación. Esto se ayuda a hacerte cargo tanto de la acción como de las consecuencias que tiene esa acción en tu vida.

Al final sucederán dos cosas, o bien llega un momento en que dejas de someterte a tu propia tiranía y decides dejar de hacer eso que no quieres sin sentirte culpable o te das cuenta que realmente no tiene tanta importancia.

.

2. Voy a intentarlo

Intentar es una de esas palabras que es necesario eliminar de tu vocabulario. Así de simple.

Imagina que has planeado un viaje a Tenerife durante semanas con tu familia o con alguien que es muy especial. Están muy ilusionados. Por fin ha llegado ese día soñado. Llegan al aeropuerto, todo ha salido según lo planeado. Están en el avión, han tenido un buen vuelo, sin contratiempos. Algunos duermen, otros leen o conversan. Después de unas horas de vuelo escuchan al piloto cuando dice (clic para escuchar audio):

.

.

¿Qué has sentido? ¿Qué le ha pasado a tu cuerpo? ¿Qué ideas o imágenes han venido a tu mente? Muy probablemente has notado alguna sensación de tensión, temor o aprehensión en tu cuerpo. Te has sobresaltado. Tu cerebro te puso en alerta. Habrás tenido la idea de que algo no va bien. Te preguntas ¿qué es lo que impide simplemente… aterrizar?

Todo lo anterior es lo que le sucede a tu autoconfianza cada que piensas en intentar algo. Tu autoconfianza pierde fuerza y la confianza en tí y tus intenciones se desvanece. Así de simple. No sabe qué sucede pero debe existir algo que te impide simplemente hacer lo que decides, como en el caso del aterrizaje. Eres el único piloto del avión que es tu vida.

Así que como práctica observa cada vez que pienses voy a intentarlo o que utilices la expresión lo voy a intentar e inmediatamente cámbiala por una expresión o un pensamiento que refuerce tu intención: Lo estoy haciendo. Cada día lo hago mejor. Voy paso a paso. Cada vez lo consigo con más frecuencia, etc.

Puedes crear algunas afirmaciones que te ayuden a reforzar los cambios que quieres lograr como te lo propongo en la entrada  6 minutos en la mañana para transformar tu vida.

En la entrada Más pensamientos tóxicos que te destruyen descrubre otros pensamientos que no te permiten vivir la vida que deseas.

Quieres saber como eliminarlos? Visita Elimina tus pensamientos tóxicos

.

Si esta información te ha sido útil por favor compártela o deja un comentario, es la mejor manera de que pueda llegar a más personas y que otros puedan beneficiarse.

Puedes suscribirte al blog y recibir en tu correo electrónico las actualizaciones.

 

psicologa en vigo, marcela gallego lopera

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También podrían interesarte

Comparte

Las imágenes contenidas en este sitio se usan bajo licencia Creative Commons www.bancodefotos.com, al igual que nuestros artículos que podrás compartir y citar.

© Anamaya | Psicología para la Acción | Vigo, España | 2017

“De acuerdo a la legislación vigente, el contenido de la presente página web no sustituirá la apropiada asistencia médica, legal, financiera o psicológica. Así pues aceptas que el contenido del mismo estará sujeto a tu propia interpretación y uso”.

Diseño web (-:emótica)logos identidad visual empaques brochures catalogos grafico portales tiendas electronicas intranets sitios paginas